Desde 1952, Casa Helena se ha distinguido por la buena calidad de sus uniformes, confeccionándolos de forma elegante, confortable y resistente, lo que le ha valido la confianza de centros educativos, empresas e instituciones que le encargan hasta el día de hoy su mayor carta de presentación: sus uniformes.

Contamos, además, con la mejor atención al cliente, un equipo de profesionales encargados de brindarle lo mejor, ofreciéndole honestidad y competitividad combinada con la calidad que nos caracteriza, haciéndonos su mejor opción.